lunes, 2 de enero de 2012

El NYE (New Years Eve)


Y finalmente llegó el fin del año 2011. Como se imaginan estando en Sydney es obligatorio ir a ver los clásicos fuegos artificiales para recibir el año nuevo. Acá todo es super organizado, la zona del centro de cierra varias horas antes y los autos no pueden entrar, también en varias partes está prohibido el consumo de alcohol para evitar que haya desastres con los borrachos de siempre.

Si uno es milloca y se puede dar el lujo puede ir a un restaurante a pasar la noche y ver los fuegos artiiciales desde un ángulo privilegiado, pagando entre unos 400 y 800 dólares más o menos. Si uno es todavía más poderoso puede ir a una cena en un barco y ver desde ahí el show, para eso hacen falta unos miles de dólares y listo! Pero como esa no es nuestra situación (por el momento jaja) a lo pobre nomás tuvimos que ver qué lugares gratis estaban habilitados para ir a ver los Fireworks.

Elegimos el Jardín Botánico que según nos habían dicho tenía la mejor vista, pero no es que uno se va nomás al Jardín Botánico y elige cualquier lugar para quedarse y listo. No no no, acá todo es organizado, hay procedimientos a seguir y no te podes hacer el loco! Solo había un lugar no pago habilitado en el Jardín Botánico y para entrar ahí había que ir temprano nos dijeron. Habían 20.000 lugares y una vez que se llena se cierra y no entra nadie más.

Por ende, decidimos ir re temprano (creíamos) y salimos del departamento a las 2:30. Cuando nos empezamos a acercar al lugar vimos una fila interminable, lejísimo todavía de donde era la entrada. La fila iba y venía y subía y bajaba bajo el hermoso sol del 31 de diciembre. Y así fue que nos metimos a la fila, esperamos la módica de 2 horas y medias y finalmente luego de que chequeen nuestros bolsos y termos, para ver que no teníamos artículos prohibidos, pudimos entrar al lugar.

Así se veía parte de la fila que formamos por casi 3 horas
Creímos haber ido temprano, pero el lugar ya estaba repleto, y tan lleno estaba que pasaron 10 minutos de que llegamos y se cerró la entrada al lugar, así que imagínense la suerte que tuvimos! Si hubiéramos llegado 10 minutos después ya no hubiéramos podido entrar y no había plan B!

Empezamos entonces nuestro camping de 7 horas para esperar los Fireworks. Nos tiramos en un lugar con un mantelito, preparamos el terere, comimos nuestros sandwichitos y snacks y esperamos pacientemente. Nuestro lugar no era el mejor, todos los lugares buenos ya estaban ocupados, nosotros veíamos más que nada árboles! Que ironía: Jardín Botánico.

Así se espero por 7 horas la llegada de los Fireworks



Mientras era de día todavía hubo algunos shows de aviones que hacían piruetas y hasta escribían cosas en el cielo, estuvo bueno. A las 9 de la noche hubo un pequeño show de fuegos artificiales que hay todos los años y es más corto. Este show es para los niños que duermen temprano he’i. Y finalmente a las 12 puntualmente empezó el show de fuegos artificiales. Nos paremos y tratamos de ir a un lugar donde se vea el puente y algo de la bahía, pero estando en el Jardín Botánico lleno de árboles esta no es misión fácil. Como siempre los altos tuvieron ventaja y yo enana deseaba tener una escalera donde poder pararme!

Y por supuesto que así de bien no vi los fuegos, pero así eran! jaja. 

Estuvieron buenos los fuegos debo decir! Me hubiera gustado haber visto más, pero hicimos lo que pudimos! La vista desde el Jardín Botánico es buena pero yo para la próxima recomendaría ir a un lugar más lejos, con menos árboles y así tener una vista más panorámica. El tema es que los fuegos no son solo en la zona del puente, hay también algunos que se lanzan en la ciudad desde los edificios y otros desde el agua, así que más alejado creo que debe ser más picho!

Y bueno, así pasamos las 12, después encaramos camino hacia la casa a patitas. No es muy lejos para ir caminando. Estuvimos con Jorge y Martha un ratito más mientras se acababan las dos únicas cervezas que habían en nuestra heladera y nos fuimos a dormir. Fin y comienzo del 2012! Feliz año para todos! Hasta pronto!